martes, 7 de agosto de 2007

Fiesta funeraria

El día que me iba a suicidar invité a todos mis amigos. No vino ninguno.

Notarán un descenso de la actividad. Verde y con espinas no cierra por vacaciones. Pero se vuelve tímido. Allá quedaron mil espinas y sus cactos abandonadas y abandonados en un balcón sevillano.

7 comentarios:

Sory dijo...

Se te echará de menos

yro dijo...

El dia que me iba a suicidar ... ya me dejas rayado un par de horas..como siempre.

Javi dijo...

Me ha encantado. Dale salida.

andresrguez dijo...

Con morbo, me refiero al bombardeo informativo con la muerte, ya que a diario mueren miles de personas y nadie dice nada. Además, seguro que si a un joven de la misma edad le pasa lo mismo, seguro que no tendrá tanta repercusión....ah pero como era futbolista, pues ya es algo especial...

Gracias por pasar por el blog

Eva dijo...

La idea de una fiesta funeraria es muy buena :) te puedes despedir de la gente antes de tirarte al metro o algo así, es práctico y así nadie se queda toda la vida pensando "qué pena, no me pude despedir" y todas esas cosas... :D

andresrguez dijo...

Gracias por enterderlo.

RosaMaría dijo...

Pues yo te visito aunque espaciado, pero no se olvida un maestro o maestra. Beso.